¡Tenemos un regalo para ti!
Por compras superiores a 79€ llévate GRATIS un Aceite CBD y Melatonina 5%

Aceite de CBD para reducir la ansiedad

Aceite de CBD para reducir la ansiedad

Durante los últimos años, los casos de personas sufriendo estrés y ansiedad han aumentado  exponencialmente. Además de los profesionales de la salud mental, los remedios naturales, como los aceites esenciales, están resultado un aliado para quienes padecen ansiedad, siendo uno de los más utilizados el aceite de CBD para reducir la ansiedad . Pero, ¿cómo funciona?



Cómo ayuda el CBD con la ansiedad

El cannabidiol (CBD) es usado de forma habitual contra la ansiedad, y diversos estudios muestran que este producto tiene propiedades que pueden ser de ayuda en la lucha contra la ansiedad, además de poder ser también un buen soporte para combatir el estrés, el insomnio y el dolor crónico.

Sin embargo, los estudios científicos realizados aún son insuficientes para respaldar el uso del CBD a nivel institucional para tratar eficazmente la depresión o la ansiedad. Los médicos dicen que eso no significa que no ayuda, sino que no se han realizado ensayos clínicos suficientemente controlados para respaldar su prescripción.

En los pocos estudios que se han llevado a cabo, a personas afectadas por un trastorno de ansiedad social, el CBD les redujo la ansiedad y el deterioro cognitivo en el rendimiento del habla. También se pudo comprobar que era útil en pacientes con ansiedad generalizada o trastornos obsesivo-compulsivos, entre otros.



Cómo usar el aceite de CBD

Para aquellos que padecen ansiedad generalizada, deben tomarlo dos veces al día, aunque lo recomendado es tres veces la día: mañana tarde y noche. Empieza por la dosis mínima, una gota, e incrementa hasta que encuentres una dosis que te funcione.

No es necesario tomar la misma dosis todas las veces, ya que a algunas personas les puede resultar contraproducente tomar CBD en la mañana.

Si sufres ataques de pánico, se recomienda mantener una dosis constante de CBD para prevenir ataques. Se recomienda una dosis pequeña, como una o dos gotas de aceite de CBD, en cinco aplicaciones a lo largo del día.

En caso de un ataque de pánico, aplica tres gotas directamente debajo de la lengua y mantén ahí el aceite por unos cuántos minutos, ya que esto ayuda a que haga efecto más rápidamente.

Para ansiedad en situaciones sociales, es recomendado tomar una dosis de aceite de CBD una hora antes de exponerse a dicha situación. Si por ejemplo, tu trabajo te pide hablar con clientes de vez en cuando, estas situaciones puntuales son fácilmente manejadas con aceite de CBD una hora antes.

Por último, si la ansiedad la sufres durante la noche, es recomendable que tomes una dosis moderada de aceite de CBD antes de acostarte, preferiblemente una hora antes. De esta manera, llegas relajado a la cama y es menos posible que te asalte la ansiedad cuando te dispongas a dormir.

En definitiva, las aplicaciones del aceite CBD son muchísimas y se afirma que es bueno, no solamente en la ansiedad, sino en otras afecciones como el insomnio. Si tienes alguno de estos problemas, puedes visitar nuestra tienda online, donde puedes encontrar una gran variedad de aceites de CBD que seguramente te ayudarán con tu ansiedad.

No hay comentarios

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.